Saltar al contenido
La Salud. Info

Adelgazar

Además de ser poco estético, vivir con sobrepeso puede arruinar la salud. Te verás mejor si adelgazas, siempre dentro de un porcentaje adecuado, y debes intentar no forzar a su organismo a soportar más kilos de los debidos.

La razón más frecuente para adelgazar es la belleza. Pero hay una razón fundamental para empezar una dieta: que usted tenga sobrepeso. Si esto es así, su estado de salud no es completo. Está sometiendo a un esfuerzo innecesario al corazón, su organismo no trabaja en perfecto equilibrio y es más proclive a pequeñas dolencias

Cuándo hacer una dieta

¿Qué es sobrepeso? Esta pregunta no es fácil de responder, ya que depende mucho de cada individuo. Además de la orienta-
ción que se obtiene de consultar las tablas de peso (ver Obesidad), hay otras pruebas que miden si usted debe o no perder peso

Primero pruebe cogiendo el pliegue de encima de la cintura. Si usted tiene 5 más de la mano, tiene sobrepeso. Tambiénpuede colocarse desnudo enfrente de un espejo y saltar. Las partes de su cuerpo que se bambolean -y no deberían hacer lo muestran que está soportando exceso
de peso. Esto es una medida bastante buena de su gordura, pero no es válida para aquéllos que sólo tengan unos pocos kilos de más. Realmente sólo hay un apropiado de asegurar si está grueso. Sea sincero consigo mismo. Recuérdese cuan do tenía mejor figura, y pésese todas las semanas, a la misma hora.

Mantener un método

El peso de las mujeres, particularmente puede variar llamativamente al principio y durante el ciclo menstrual. Dependiendo de cada individuo, el peso puede oscilar entre 1,5 kg y 2 kg. Construyendo una ta bla del patrón de su peso diario, y anotan- do las cantidades de comida que ingiere cada día, puede realizar su esquema de lo que más le engorda y cuándo. Ninguna dieta puede tener éxito si no conoce sus
reacciones.

Perder peso con éxito

Antes de comenzar un programa para perder peso, debe examinar los motivos por los que tiene sobrepeso. Puede ser un comilón compulsivo o simplemente disfrutar de la buena comida. Puede beber demasiado alcohol. Puede tener una tendencia constante a engordar, o puede existir un problema médico subyacente. Por este motivo es imprescindible hacerse un reconocimiento primero (por ejemplo un mal funcionamiento del tiroides podría ser la causa). Cuando esté seguro de que éste no es el caso, puede comenzar a buscar los me- dios para perder peso con éxito

Todo los años se publican cientos de libros sobre dietas de adelgazamiento. Los que se han hecho más populares última- mente, recalcan la importancia de factores psicológicos, estimando que si bien la dieta es imprescindible, para mantener luego el peso hay que aprender a reeducar el paladar.

Esta teoría puede parecer de simple sentido común. Pero, en la práctica, puede ser la explicación de que muchas dietas fracasen. El patrón de comida y bebida controla por el cerebro, que tiene vario centros que envían señales que dicen cuándo y cuánto comer y cuándo parar. Si está acostumbrado a hacer tres comidas principales al día, entonces lo más probable es que seguir una dieta normal reducida en calorías sea lo más apropiado. Si tiene un hábito compulsivo de estar «picando», lo más idóneo será seguir una dieta consis tente en pequeñas raciones a lo largo del día. Psicológicamente, puede creer que una dieta drástica es el único modo de per der peso, en cuyo caso un ayuno vigilado podría ser el método indicado. Pero re- cuerde que, cualquiera que sea el tipo de dieta que elija, debe consultar primero al médico.

Cómo seleccionar una dieta

Examinemos primero las llamadas «dietas milagrosas». Hay varios modelos de dieta publicados que pueden causar pérdidas depeso drásticas, pero pueden ser muy peligrosas. Recuerde que un adelgazamiento que no cause trastorno debe oscilar entre1-1,5 Kg semanales. Cifras superiores pueden acarrear problemas, ya que el organismo necesita una dieta equilibrada para funcionar correctamente. Si se eliminan ciertas vitaminas y minerales esenciales hay una clara amenaza contra la salud

Mucha gente necesita el estímulo de seguir una dieta rígida para lograr un peso correcto, y en la actualidad hay un reconocimiento generalizado deque aquellos regímenes basados bien en la restricción de calorías, o en el control de hidratos de carbono o grasas son los de mayor éxito. No hay reglas fijas, la elección depende de su médico y de usted

Control de calorías

El cuerpo necesita ingerir, en forma de comida, calorías suficientes para equilibrar las gastadas en la actividad. Si usted toma más calorías de las que su organismo gasta, el exceso lo transforma en grasa. Por tanto, restringiendo las calorías se impide el almacenamiento
de grasa. Dependiendo de su gasto diario de calorías, se puede obtener una pérdida de peso sin peligro reduciendo la dieta a1.000-1.500 calorías diarias.

Control de grasas:

La mayoría de las dietas que tienen éxito se basan en reducir la
ingestión de grasas. La ingesta de grasa se puede reducir a las contenidas en la carne, algún tipo de pescado y productos lácteos.

Control de hidratos de carbono:

Se obtiene calor y energía de los hidratos de carbono. Una dieta baja en estos compuestos tienen éxito con frecuencia, pero debe vi gilarse, pues el organismo puede adquirir la energía a partir de otros principios in mediatos (proteínas, grasas). Hay dos grupos principales de hidratos de carbono azúcares (dulces, chocolate, mermeladas, bizcochos, galletas y frutas en conserva) y almidón (pan, harina, granos y cereales judías, guisantes, alubiasy lentejas)
En circunstancias normales el organismo obtiene su energía de forma secuenciala partir de hidratos de carbono, grasas y proteínas. Con ciertos regímenes de adelgazamiento, es importante evitar reemplazar ciertas comidas por otras; la razón estriba en que se basan en un balance apropiado de alimentos para quemar las grasas más rápidamente. No es del todo cierto que algunas comidas interaccionen con otras, neutralizando su acción de engordar, sino que afectan el modo en que el cuerpo quema la grasa. Sin hidratos de carbono el organismo tiene que transformar la grasa en energía, antes de utilizar las proteínas. Este proceso puede modificarse si se incluyen algunos hidratos de carbono, que varíen la dieta. Estos cambios frecuentes y arbitrarios en las dietas son amenudo una de las causas principales de que fracasen.

Hay un producto vital para que una dieta tenga éxito y sea saludable: el agua.

Se deben ingerir al menos 1,5 litros al día que pueden tomarse también como café o té sin azúcar y sin leche. No hay base para creer que beber gran cantidad de agua conduce a retención hídrica. Beber en abundancia es sano, pues estimula el funcionamiento de los riñones.

Ayudas a la dieta

Hay mucha gente que piensa que no pue-de mantener una dieta sin una ayuda extra. Este auxilio lo puede encontrar de va-rias formas, como caramelos para controlar el apetito, pastillas de salvado y distintas formas de alimentos de régimen.

En algunos países se utilizan caramelos para paliar el apetito, cuyo objetivo es fre- nar los dolores del hambre. En general, setrata de productos inofensivos, pero tienen un inconveniente y es que no ayudan precisamente a reeducar los gustos, intentando evitar las cosas dulces. Se recomiendan antes de las comidas para reducir la ingestión de alimentos. En algunos países también se emplea el chicle. El modo de acción es distinto, ya que contiene benzocaína, un anestésico local, que paraliza las papilas gustativas. Comer de más se convierte por tanto en un aburrido pasatiempo,
ya que está anulado el sentido del gusto.

Le preocupa su peso? Cómprese una báscula de baño y pésese periódicamente. Le servirá para advertirle del exceso de
peso que está adquiriendo sin darse cuenta.

Las tabletas de salvado o grano deben masticarse lentamente, justo antes de cada comida con un vaso de agua. Actúan reduciendo la sensación de hambre y además proporcionan residuo, que es algo esencial en una dieta saludable.

Para aquellos a los que medir las calorías les supone un problema, los prepara dos sustitutivos y las comidas de régimen les pueden servir de gran ayuda, porque este trabajo ya lo han hecho los fabricantes. Se pueden reemplazar hasta dos comidas diarias por una fórmula sustitutiva.

Son de diferentes clases: las que se mezclan con leche, las que se mezclan con agua y las de alto contenido proteico. Los primeros dos tipos proporcionan los nutrientes esenciales para la salud; el último nun- ca debería reemplazar a más de dos comidas al día, porque un exceso de proteínas
puede ser peligroso. Hay también galletas de régimen, que se emplean como sustitu- tivo y que se ingieren con leche. No deben tomarse como aperitivo, ya que tienen un contenido bastante alto en calorías.

Medidas drásticas

Realmente no hay nada que sustituya a la voluntad cuando alguien decide hacer un régimen, aunque mucha gente reclama cualquier ayuda externa, incluso aunque las medidas parezcan un tanto drásticas

Para algunas personas, un curso de hipnosis les ayuda a controlar sus modelos de conducta respecto a la comida, aunque este método nunca debe tomarse a la ligera, porque en manos de aficionados es muy peligroso, aunque suele ser útil si se aprovecha al mismo tiempo para dejar de fumar

También se ha comunicado algún éxito con el uso de la acupuntura. Se ha dicho que frena el deseo de comer, pero no ha datos fehacientes al respecto
Asimismo, es posible eliminar el exceso de grasa de áreas localizadas con cirugía plástica. Esta medida sólo se lleva a cabo en casos extremos de obesidad. Por otra parte, suprimir el apetito utilizando fármacos, de composición similar a las anfetaminas, para adelgazar es una práctica no recomendable, ya que estos fármacos tienen graves efectos secundarios y peligro de adicción

Los laxantes y los diuréticos nunca deben utilizarse como coadyuvantes de la dieta. Si durante la dieta padece estreñimiento, aumente la cantidad ingerida de residuo (fibra) en sus comidas y sólo use un laxante cuando sea absolutamente necesario, y siempre tras consultar a su médico. Nunca tome laxantes para aumentar la pérdida de peso, ya que esto puede ser tremendamente peligroso. Los diuréticos son útiles en enfermos que padecen retención de líquido, y sólo deben emplearse bajo prescripción médica. Con frecuencia la retención de líquido mejora suprimien do la ingesta de sal y aumentando la cantidad de agua diaria. Es peligroso tomar diuréticos sin beber una cantidad adecuada de agua, ya que podría producirse una
deshidratación.

Por esta razón es muy importante que las personas que siguen una dieta para adelgazar mantengan una buena ingesta de líquidos. Si no tiene fuerza de voluntad, un centro de adelgazamiento  puede ser la solución a su problema de peso.

Injusto, pero cierto: hay personas que pueden comer cualquier cosa que les apetezca; para otras, ciertos alimentos suponen un capricho caro.

Ejercicio la base para adelgazar

El ejercicio es vital para mantener la salud: estimula la circulación, aumenta la entrada de oxígeno, mantiene ágiles las articulaciones y los músculos en forma. Perono hace adelgazar por sí solo. No obstan-te, para conseguir que una dieta logre su objetivo, se debe hacer un ejercicio adecuado. Sólo haciéndolo así podrá esperar obtener todos los beneficios que se derivan de un cuerpo más ágil.

La regla de oro es que se debe hacer ejercicio gradualmente a partir de una rutina previa, cualquiera que ésta sea. Nunca se precipite y se ponga a correr más de 3 km si usted hace una vida sedentaria y habitualmente su único ejercicio consiste en dar algún paseo.

Tengo 45 años y necesito hacer dieta, pero me asusta el quedarme con la piel fláccida. ¿Se puede evitar?

Esto ocurre cuando la pérdida de peso es muy rápida, o si la piel ha empezado a perder la elasti cidad natural. Si pierde peso gradualmente y recibe masajes diarios puede disminuir este riesgo sin mucha dificultad.

Yo hago dieta regularmente porque tiendo a ganar peso con bastante facilidad. Pero, en el momento en que dejo la dieta,
todo lo que he perdido lo recupero inmediatamente. ¿Qué debo hacer para que no me ocurra esto?

No hay una solución fácil para esto. Si reconoce que gana peso fácilmente, tiene dos opciones decidir que siempre. va a tener un
problema de peso y cambiar continuamente sus hábitos de comidas; u organizarse para hacer dos días a la semana una suspensión drástica de alimentos que engordan, con el fin de mantener su peso.

Estoy embarazada y quiero estar segura de no ganar mucho peso. ¿Cómo puedo hacer  dieta sin que pierda los minerales y vitaminas que mi hijo necesita para desarrollarse con salud?

Primero, no siga ninguna dieta drástica; en su lugar haga una dieta de 2.000 calorías diarias a base de pescado, fruta, aves, carne y verduras frecas. Suspenda los alimentos grasos y los fritos, y mantenga en su dieta pan integral o cereales. Esto le asegurará que no va a tener sobrepeso y que las necesidades alimenticias de su bebé están completamente cubiertas. Recuerde que una excesiva ganancia de pesono es buena, ni para usted, ni para su bebé

¿La obesidad de la pubertad existe?

Existe. Durante la pubertad hay cambios hormonales que pueden favorecer la obesidad. Una dieta equilibrada e hipocalórica puede minimizar este problema.

Recientemente he seguido la misma dieta que una amiga, y ella ha perdido el doble de peso.
¿Puede decirme por qué?

Realmente es difícil contestar la con seguridad. La teoría más aceptada es que algunas personas tienen un gasto metabólico más alto que otras, y consumen más grasas que las que lo tienen más bajo. Usted puede encontrar otro
tipo de dieta diferente que podría serle más útil

¿Se es demasiado viejo o joven para ponerse a dieta?

Sería muy penoso poner a dieta a un niño, a menos que estémuy obeso. Cuando una persona en envejece el gasto metabólico disminu ye y para mantener su peso adecua do ha de hacer un reajuste en la dieta. Una dieta rígida para un anciano se realizará con control médico.

Si sigo una dieta para perder peso rápidamente, mi aliento es desagradable. ¿Por qué?

Si su organismo consume grasas más rápido de lo habitual se producen cuerpos cetónicos fragmentos de compuestos orgánicos, que son subproductos de la combustión incompleta de las grasas. Se eliminan con la respiración y la orina y tienen un olor desagradable. Los que siguen una dieta baja en hidratos de carbono y rica en proeinas, o los que ayunan, tienen con mayor facilidad este problema.

Cuando empiezo una dieta, pierdo peso durante la primera semana, luego no. ¿Por qué?

En situación normal, el cuerpo sufre fluctuaciones en el peso de unos dos kilos. Si usted sigue la dieta notará que, a pesar de la fluctuación, irá perdiendo peso progresivamente, lo cual confirma dieta está actuando corretmente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: