Saltar al contenido
La Salud. Info

Qué debes saber antes de hacerte una operación de liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico estético en el que se succiona la grasa del cuerpo de áreas específicas.

También conocida como lipectomía asistida por succión o lipoplastia, no debe considerarse una cirugía para bajar de peso, aunque usted puede perder algo, porque su objetivo es remodelar y redefinir los contornos del cuerpo en áreas que no responden a la dieta y al ejercicio.

¿Quién es un buen candidato para operarse?

La liposucción consigue el mejor beneficio para los pacientes que están en o cerca de su peso ideal (dentro del 30%),1 pero aún así, tienen depósitos desproporcionados de grasa localizada que el ejercicio y la dieta no están reduciendo.

Los mejores candidatos para la liposucción son los no fumadores que generalmente gozan de buena salud y que tienen una perspectiva positiva y expectativas realistas sobre el resultado del procedimiento.

Un candidato ideal para la liposucción también tendrá buena elasticidad de la piel y tono muscular.

De hecho, si un paciente ya ha perdido una cantidad significativa de peso y tiene mucha piel floja colgante, la liposucción sólo puede empeorar esos problemas.


Lo que la liposucción no puede hacer

La liposucción no puede eliminar las 30 kilos adicionales que has engordado en los últimos 10 años. Generalmente, la cantidad de grasa eliminada durante una cirugía de liposucción típica varía de entre 2 a 5 kilos.

Aunque se pueden eliminar grandes cantidades de grasa, la liposucción de gran volumen está asociada con mayores riesgos de seguridad, ondulación de la piel e irregularidades en el contorno.

La liposucción no suele reducir la apariencia de la celulitis. Sin embargo, hay algunos tratamientos más nuevos que parecen prometedores en este sentido, como la SmartLipo, la terapia de ondas acústicas y el procedimiento Rejuveskin, cualquiera de los cuales se puede realizar como complemento de la liposucción tradicional.


Riesgos y complicaciones

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, hay riesgos y posibles complicaciones. Para la liposucción, estos incluyen:

  • sangrado excesivo o hematoma
  • Necrosis (muerte del tejido).
  • Coágulos de grasa: cuando la grasa entra en el torrente sanguíneo y se aloja en los vasos sanguíneos.
  • Riesgos de la anestesia dolor o hinchazón persistente
  • Asimetría
  • cambios en la sensación de la piel
  • Trombosis venosa
  • complicaciones cardíacas y pulmonares
  • Daño a los nervios, vasos sanguíneos, músculos y órganos. cicatrices desfavorables, decoloración de la piel, irregularidades en el contorno, flacidez de la piel u otros resultados estéticos insatisfactorios necesidad de cirugía adicional

Siempre llama al cirujano inmediatamente si después de la cirugía se presenta dolor torácico, dificultad para respirar, latidos cardíacos inusuales o sangrado excesivo.

¿Cuánmto cuesta una Liposucción?

El costo total de la liposucción varía ampliamente dependiendo del tamaño y el número de áreas que se tratan, así como de las técnicas específicas utilizadas.

Según la Sociedad de Cirujanos Plásticos, el costo promedio de la liposucción es de 3,500 Euros, pero los costos pueden variar mucho.

Las discrepancias de costos tienen que ver con la complejidad del procedimiento, su zona geográfica y las habilidades, calificaciones y reputación del cirujano.

Los honorarios del cirujano, la anestesia, los honorarios de la instalación y del laboratorio, los medicamentos y las prendas de compresión, a menudo se agregan al costo del procedimiento. Algunos cirujanos pueden incluso ofrecer descuentos sustanciales si se realizan múltiples áreas en la misma cirugía.

Dado que muchas mujeres buscan la liposucción como una forma de equilibrar las proporciones del cuerpo, a menudo se realiza junto con un aumento de pecho o un levantamiento de senos.

Además, para los pacientes que también tienen piel floja además del exceso de grasa en algunas áreas, se puede realizar una cirugía estética de abdomen o un procedimiento de lifting corporal para mejorar el resultado general del paciente.

Para algunas, también se puede elegir una reducción mamaria (mediante técnicas tradicionales o mediante liposucción).


Antes de la operacion

Su cirujano examinará y ordenará pruebas de laboratorio preoperatorias para confirmar su estado de salud. Este examen incluirá una historia clínica completa y muy probablemente una historia detallada de peso.

Su cirujano también puede requerir que usted deje de tomar o comience a tomar ciertos medicamentos -evitando la aspirina, muchos medicamentos antiinflamatorios y suplementos herbales- durante las dos semanas previas a la cirugía.

Qué esperar el dia de la operación

El día de la operación, pídale a alguien que lo lleve. Allí, el cirujano tomará fotos preoperatorias y marcará áreas específicas de su cuerpo mientras usted está de pie.

Entonces, estás preparado para la cirugía. Con frecuencia, se colocan líneas de líquido intravenoso para ayudar a regular los niveles de líquido durante la cirugía. Además, se le colocarán monitores para llevar un registro de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de oxígeno en la sangre durante el procedimiento.

Entonces, estás preparado para la cirugía. Con frecuencia, se colocan líneas de líquido intravenoso para ayudar a regular los niveles de líquido durante la cirugía. Además, se le colocarán monitores para llevar un registro de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de oxígeno en la sangre durante el procedimiento.

Se administra anestesia para su comodidad durante el procedimiento. Algunas veces, se utiliza un anestésico general para que usted esté dormido durante el procedimiento. Sin embargo, la liposucción también puede realizarse utilizando una combinación de anestesia local y sedación intravenosa. Su cirujano le recomendará la mejor opción para usted.

Se hacen incisiones. Estas incisiones muy pequeñas (aproximadamente de 1/8 a 1/2 pulgada cada una) son hechas por su cirujano en pliegues naturales del cuerpo siempre que sea posible para que queden bien ocultas. A menudo, al tratar áreas más grandes, se hacen múltiples incisiones para cada área tratada.

La grasa se prepara para la succión. Hay una variedad de técnicas disponibles para los pacientes de cirugía plástica de hoy en día.

La grasa es succionada por pequeños tubos de metal huecos, llamados cánulas, que se insertan a través de las incisiones. Las cánulas se mueven en un movimiento controlado de ida y vuelta para aflojar y succionar la grasa, que se drena a través de los tubos en receptáculos de espera.

Las incisiones se cierran con suturas quirúrgicas. En algunos casos, se colocarán pequeños tubos en los sitios de incisión para ayudar a drenar el exceso de líquido.
Recuperación y tiempo de inactividad

Una vez finalizado el procedimiento, se le llevará a un área de recuperación donde probablemente le darán una prenda de compresión para que la use para controlar la hinchazón en las áreas tratadas y ayudar a que su piel se adapte a la nueva forma de su cuerpo.

Es probable que se vaya a casa después de unas horas, a menos que su cirujano determine que necesita permanecer en el establecimiento durante la noche. Cuando regrese a casa, haga arreglos para que alguien lo lleve y se quede con usted por lo menos 24 horas.

La mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo no extenuante, como un trabajo de escritorio, después de sólo 2 a 3 días. El trabajo extenuante o el ejercicio no se debe reanudar durante al menos 2 a 3 semanas, dependiendo de la extensión del procedimiento y de las áreas que se hayan tratado.

Como con toda cirugía, es importante entender que estas pautas pueden variar ampliamente según la salud del paciente, las técnicas utilizadas y otras variables que rodean la cirugía.

Sin embargo, es importante tener cuidado de no someter los sitios de incisión a fuerza, abrasión o movimiento excesivos durante el período de cicatrización. Reporte cualquier dolor severo a su médico.
Consejos postoperatorios sobre cómo controlar el dolor durante la recuperación de la liposucción
Cómo ver los resultados

La hinchazón y los moretones postoperatorios pueden ser significativos con la liposucción, por lo que los resultados no se pueden juzgar completamente durante un período de al menos uno a tres meses después de la cirugía.

Aunque la mayoría de los moretones se desvanecerán en un plazo de dos a cuatro semanas, algo de hinchazón residual puede tardar hasta seis meses en resolverse por completo.

La liposucción de hoy en día normalmente implica el uso de incisiones muy pequeñas, que por lo general se desvanecen con el tiempo para ser prácticamente indetectables. El resultado deseado de la cirugía de liposucción es un contorno más refinado y unas proporciones corporales más equilibradas.