Saltar al contenido
La Salud. Info

Anfetaminas

Las anfetaminas son estimulantes potentes que se caracterizan por su capacidad para crear addición. Nunca deben ser utilizadas si no las ha prescrito un médico.

¿Cuáles son sus indicaciones?

Cuando en la década de 1930 se descubrieron las anfetaminas se pensó que se había logrado una droga milagrosa. Rápidamente se comprobó que aumentaba el rendimiento físico e intelectual, que curaba las depresiones, que ayudaba en los planes de adelgazar suprimiendo el apetito.

Con el paso del tiempo se comenzó a observar que sus efectos a largo plazo eran perjudiciales, particularmente porque produce un hábito. La persona que las utilizaba necesitaba progresivamente mayores dosis para conseguir los mismos efectos y comenzaron a descubrirse distintas enfermedades mentales y físicas causadas directamente por las anfetaminas.

Actualmente su utilización en Medicina está muy restringida y se reservan para determinados cuadros en los que su utilidad está perfectamente comprobada La anfetamina pura es una sustancia química, líquida e incolora. De ella se obtienen los distintos productos que se comercializan.

Químicamente está relacionada con la adrenalina, hormona estimulante que nuestro organismo libera frente a situaciones de stress como el miedo, la excitación o la actividad física.

La acción principal de las anfetaminas se realiza en el cerebro, la persona se encuentra más alerta, es capaz de realizar más ejercicio físico, e incluso se ha descrito un aumento del rendimiento intelectual.

Se han publicado estudios en los que se demuestra un aumento del cociente intelectual de 8 puntos de media.

A través de su influencia en el sistema nervioso, la anfetamina produce una serie de cambios físicos, como el aumento del número de respiraciones por minuto, dilatación de la pupila de los ojos y alteración de los movimientos normales del estómago, intestino y vejiga urinaria.

El apetito tiende a disminuir

Indicaciones médicas de las anfetaminas

Se utilizaron en primer lugar para tratar la narcolepsia, una enfermedad poco frecuente en la que el sujeto tiene tendencia a dormir continuamente Posteriormente sus usos se fueron ampliando y se han utilizado en el tratamiento de la depresión y de la enfermedad de Parkinson así como en el tratamiento de la enuresis nocturna y de los niños hiperactivos.

En éstas, de forma paradójica, las anfetaminas tienen un efecto calmante que las hace más fáciles de adecuar.

Sin embargo es muy importante recordar que nunca se deben administrar estimulantes a los niños si no han sido indicados por un médico y sólo se deben administrar en las dosis por él recomendadas. Esta regla es válida también para los adultos.

Las anfetaminas han sido muy utiliza das hacia los años 50 como anorexígenos, es decir, sustancias que disminuyen el apetito y favorecen la pérdida de peso. Inicial mente se produjo una gran euforia y se prescribían de manera indiscriminada.

Pronto comenzaron a oírse voces de alarma, pero, por desgracia, cuando se comprobaron sus efectos y cuando se tomaron las medidas legales oportunas para limitar su uso ya había miles de personas, sobre todo mujeres, que eran adictas a las anfetaminas.

Con ellas no se produce 1a dependencia física que puede ocurrir con el alcohol o los barbitúricos, pero se presentan alteraciones psicológicas importantes si se produce una retirada brusca de las anfetaminas.

Se describe como una caída global del estado de ánimo de la persona, una fatiga externa y aumento del apetito y alteraciones en el sueño. La consecuencia más importante es una profunda depresión que se presenta en todos los casos.Actualmente, las anfetaminas y por analogía las demás sustancias que se utilizaban para facilitar el adelgazamiento están en desuso.

La inmensa mayoría de los médicos piensa que el secreto para adelgazar está en comer menos y mejor y sobre todo, en la educación y corrección de los hábitos alimentarios. Esta es la única forma de que una persona que ha con- seguido perder peso no vuelva a recuperarlo

Drogodependencia y anfetaminas

Alrededor de 1960 se comenzó a desarrollar una aureola en torno a las anfetaminas que terminó convirtiéndola en un rasgo cultural de nuestra sociedad.

Comenzó su elaboración y distribución clandestinas en forma de pastillas y también en presentaciones inyectables. Jóvenes inestables inadaptados, buscaban en las anfetaminas un escape de una sociedad con la que no estaban de acuerdo.

Como ha pasado y pasa con otras drogas, su precio y sobre todo, su disponibilidad en las farmacias hacía que los adictos se vieran obligados en muchos casos a delinquir.

Muchos jóvenes fueron afectados por esta ola, provocando, en la mayoría, problemas personales y familiares

Riesgos de la dependencia de las anfetas

Aquellas personas que se hacen adictas a las anfetaminas son propensas a desarrollar conductas agresivas y violentas así como a sufrir accidentes.

Tienen tendencia a tener bloqueos intelectuales que les provocan diversas clases de alucinaciones.

La dependencia crónica puede causar síntomas en todo similares a los de la esquizofrenia-trastorno agudo de la personalidad que a menudo requiere hospitalización

Los síntomas de la intoxicación aguda,sobredosis, son dolores de cabeza, temblores, inquietud, locuacidad, arritmias cardíacas, sudoración y alteraciones intestinales.

En casos extremos se presentan convulsiones, pérdida de la conciencia e incluso hemorragias cerebrales.

El tratamiento incluye la administración de sedantes y sustancias que favorecen la eliminación de la droga por la orina. El proceso de deshabituación ha de hacerse de forma lenta y progresiva, siempre bajo supervisión médica.

La conciencia del daño que pueden causar las anfetaminas se va extendiendo poco a poco en nuestra sociedad. De hecho su uso ilegal.

 

Preguntas Frecuentes sobre anfetaminas

¿Se puede uno convertir en adicto a las píldoras para adelgazar?

Estos medicamentos sólo se pueden administrar durante temporadas cortas porque tienen graves efectos secundarios. Actual mente se piensa que el único método con el que se consigue adelgazar de forma permanente es conseguir reeducar a la persona obesa en sus hábitos alimentarios

Soy ciclista. ¿Tomando anfetaminas puedo mejorar mi rendimiento?

La respuesta no está en qué aumento de rendimiento puedes obtener. Las anfetaminas sor estimulantes potentes que han sido ingeridas por deportistas a los que han causado la muerte. En la actualidad, todas las Federaciones, nacionales e internacionales, han prohibido terminantemente su utilización

Nuestro hijo pequeño es muy inquieto. Tarda mucho tiempo en dormirse ¿Podemos darle algún tipo de calmante?

Rotundamente no. Nunca se deben administrar medica mentos y menos a los niños que no han sido prescritos por un médico. Además, las dosis utilizadas para los adultos pueden ser peligrosas para los niños pequeños. Deben llevar a su hijo al médico

Habitualmente me desaparece dinero del monedero. Vivo con una nieta de 14 años y sospecho que puede estar utilizándolo para comprar algún tipo de droga. ¿Debo comentar directamente con ella este problema?

Si no está usted completamente segura de que es ella no la acuse; su nieta se encuentra en una época muy delicada. Si tiene la certeza de que es ella, háblale directamente. Si no se encuentra capacitada, póngala en contacto con un tercero en el que ella confié.

A %d blogueros les gusta esto: