Saltar al contenido
La Salud. Info

Aislamiento

Hace años el aislamiento del paciente era la única manera de evitar la propagación de las enfermedades infecciosas; a partir de la introducción de las vacunas y antibióticos sólo es necesario en casos muy concretos.

Aislamiento en el Hospital

El término aislamiento significa la separación del paciente de su entorno habitual para evitar la diseminación de enfermedades. Generalmente, este paciente padece una enfermedad peligrosa para los demás.

Pero el aislamiento se utiliza también para proteger a algunas personas de infecciones que puedan recibir. Es el caso de los enfermos con deficiencias en su sistema de defensas (Sistema Inmune) que pueden adquirir infecciones como la gripe o la varicela, con grave riesgo para sus vidas

El aislamiento ya no es tan común

Cada vez son menos los enfermos que ingresan en un hospital con alguna enfermedad infecciosa que requiera aislamiento.

En el pasado, muchos pacientes eran atendidos en los hospitales por enfermedades infecciosas o sus complicaciones y frecuentemente morían o quedaban con secuelas permanentes. El aislamiento era entonces la única manera de evitar la diseminación de enfermedades como la difteria, la poliomielitis y la tuberculosis.

Por lo general, hoy en día sólo se aíslan en los hospitales algunos pacientes que padecen enfermedades infecciosas concretas como fiebre tifoidea, disentería, etc. Pero también se aíslan aquellos pacientes con trastornos en la sangre como leucemia, cáncer de los ganglios linfáticos, o bien que están recibiendo tratamientos anticancerosos que les hacen muy susceptibles de sufrir enfermedades infecciosas. Lo mismo ocurre con pacientes con quemaduras graves y extensas.

Los niños prematuros también reciben cuidados en un medio aislado. Son las incubadoras que se encuentran en unidades de cuidados especiales. Cuando los niños alcanzan suficiente madurez, vuelven a la vida normal y es la madre quien se encarga de su cuidado.

Existen medidas de protección que se ponen en práctica para evitar que pacientes en los que se sospecha o se ha demostrado la existencia de una enfermedad infecciosa puedan contagiar.

Medidas de protección en contagios y aislamientos

Se proveen batas especiales para el personal médico que atiende al paciente y para cualquier visitante. Así se asegura que ninguna infección del paciente pueda ser transmitida a través de la piel o la ropa.

Las manos deben ser lavadas al entrar en la habitación antes de ponerse la bata, así como al dejar la habitación. Para aquellas enfermedades que se pueden transmitir por el aire a través de las partículas de saliva, mediante la tos o el estornudo, como es el caso de la tos ferina o la neumonía se utilizan también mascarillas para el personal médico y visitantes

La cubertería, vajilla y muda o ropa interior del paciente deben guardarse separadamente, puesto que todo aquello que ha estado junto al paciente debe ser considerado como fuente de infección. La ropa, agujas, jeringas, etc., son incinera-das. Obviamente, la orina y excrementos se eliminan cuidadosamente, sobre todo si se sospecha que el paciente sufre enferme dades como fiebre tifoidea o disentería

Las mismas medidas de protección, pero en sentido inverso, hay que utilizar en aquellos pacientes susceptibles de cor traer infecciones, teniendo un meticuloso cuidado en que ninguna persona con infecciones, pueda estar junto al paciente. De- ben lavarse las manos antes de entrar en la habitación y llevar puestas mascarillas y batas protectoras. A veces es necesari destruir los gérmenes que contienen los alimentos mediante la irradiación, así como filtrar el aire y dirigir el flujo en una sola dirección.

Este tipo de precauciones se toman especialmente en pacientes que sufren enfermedades de la médula ósea, o que han recibido un trasplante (de riñón por ej.) y están siendo tratados con medicamentos para evitar el rechazo

Infecciones leves y casos de aislamiento

Hay muchos tipos de infecciones leves como son las denominadas enfermedades o habituales de la infancia, es decir, varicela o sarampión, en las que es conveniente que el paciente permanezca en casa, pero no bajo estricto aislamiento, para no contagiar a otros. Esto es especialmente importante en el caso de la rubéola donde el corntacto con una mujer durante la fase temprana de embarazo y que no haya padecido previamente esta enfermedad, pueda producir daños importantes en el feto. Muchos padres tienen la falsa idea de que es beneficioso pasar estas enfermedades de la infancia obligatoriamente y durante esta época, temiendo mayores complicaciones  si se produce en la edad adulta. Estas infecciones pueden evitarse con vacunación.

Preguntas frecuentes sobre aislamiento y Contagio

Me preocupa que mi hijo contagie las paperas a mi marido. ¿Debo aislarle para que esto no ocurra?

Se sabe que las paperas (parotiditis) es una enfermedad más grave en los adultos que en los niños. Puede producirse una inflamación de los testiculos desagradable y dolorosa. Sin embargo, su hijo puede tener la enfermedad antes de manifestar cualquier signo o síntoma. Sería sensato intentar la separación de padre e hijo, ya que esta enfermedad se transmite de una persona a otra mediante la saliva. Si su marido tuvo en la infancia esta enfermedad, es bastante remoto quevuelva a contraerla.

Mi hija, de un año de edad, está actualmente en la Unidad de aislamiento, ya que padece una neumonía. ¿Puede sufrir la ausencia de contacto personal de sus familiares?
Comente sus preocupaciones con el personal médico. Ellos le dirán qué es lo que debe hacer con su hija a la hora de alimentarla jugar, etc. Si su hija está muy enferma intente estar con ella lo más posible, ella debe darse cuenta de su presencia, pero recuerde: guarde estrictamente las reglas de protección.

¿Debe una persona enferma con diarrea ser aislada de su compañía habitual?
No necesariamente. La mayoría de las veces desaparece en unas pocas horas o días. Si persisten los problemas consulte a su médico. En algunos casos, como ocurre con los manipuladores de alimentos, es conveniente separar a estas personas de su trabajo hasta conocer con exactitud la causa de su diarrea, con el fin de evitar el contagio a los consumidores.

 

A %d blogueros les gusta esto: