Saltar al contenido
La Salud. Info

Ampollas

Las ampollas pueden llegar a ser muy dolorosas, pero si se las deja evolucionar, muchas de ellas curan solas. Si se llegasen a infectar, o hubiese síntomas de otra enfermedad, será necesario un tratamiento médico.

La piel tiene dos capas. La exterior, denominada epidermis, consiste a su vez en un acúmulo de capas de células dérmicas muertas y no contiene células nerviosas o vasos sanguíneos. La capa profunda, la dermis, sí contiene vasos y nervios. La vesícula se forma cuando se produce un acúmulo de líquido entre estas dos capas.

Cuando el tamaño es mayor de 7,5 cm de diámetro se le llama bulla.

Causas de las ampollas

El frote y el acúmulo de calor crean el ambiente propicio para que se forme la ampolla. Los zapatos pueden dañar zonas de piel que acaba formando ampollas en los pies tras largas caminatas. (problema común las ampollas en maratones, o las ampollas en el camino de santiago)

Una persona no acostumbrada al trabajo manual, y que un día se dedica a cargar gran cantidad de arena con una pala puede tener ampollas a los 30 minutos de haber comenzado el trabajo. La ampolla de este dedo estuvo cubierta por un pequeño apósito de protección.

Todos los tipos de quemaduras, incluyendo las quemaduras de sol, pueden provocar ampollas. El daño y el calor en la capa profunda de la piel causa casi inmediatamente una salida de líquido de los capilares sanguíneos, que luego se acumulará en forma de ampollas bajo la piel.

En respuesta a una inflamación aguda como la picadura de insecto o del roce con una medusa, se forman a veces pequeñas vesículas alrededor de la zona. Otra causa muy frecuente de vesículas es la inflamación producida por virus. La varicela en los niños y el herpes zóster (culebrilla popularmente) en el adulto son enfermedades causadas por el mismo virus.

En el herpes zóster las vesículas suelen  aparecer en una zona concreta del organis-mo, y se acompañan de dolor

Las vesículas de la varicela aparecen mucho más dispersas, cubriendo la zona del tronco principalmente. En casos severos pueden extenderse al cuero cabelludo, boca, orejas y genitales, y pueden llegar a ser muy pruriginosas.
El virus denominado herpes simplex, el cual vive en las capas profundas de los labios de algunas personas, produce unas ampollas denominadas popularmente calenturas. Aparecen en los labios o alrededor de la boca tras un catarro. Si el catarro es fuerte, o si la piel se expone con exceso a la luz solar, el virus se reproducirá y se formarán varios grupos de ampollas

Las infecciones bacterianas también pueden provocar ampollas. En el impétigo, las bacterias se desarrollan rápidamen te en la capa profunda de la piel. Enton
ces se forman pequeñas vesículas, localizadas en manos, piernas o cara.

Es frecuente que vesículas que surgen como consecuencia de problemas dermatológicos, como el eczema o algunas irritaciones químicas no tengan una historia de frote o acúmulo local de calor. En estos casos es necesario acudir al médico

Existen otras dos entidades que producen ampollas.  El penfigoide que produceampollas en los antebrazos de algunos ancianos y, aunque no suelen extenderse, no llega a ser peligroso, es necesario llevar a cabo un tratamiento.

El pénfigo, por otro lado, aparece en personas más jóvenes. Surge porque las capas de la piel pierden la capacidad de mantenerse adheridas. La causa no se conoce con toda exactitud. Las ampollas pueden extenderse por todo el cuerpo y provocar una pérdida de líquido desde el interior del organismo. Esto puede conducir a una situación realmente peligrosa para la vida del sujeto

Síntomas de las Ampollas

La ampolla típica por fricción causa una sensación de calor y dolor inicialmente. En el caso de la ampolla por quemadura, aparece unos minutos después de ocurrido el accidente

Las ampollas por mordeduras o picaduras se producen más lentamente que las anteriores y causan picazón y enrojecimiento en la piel de alrededor. La varicela comienza como pequeñas manchas de color rojo oscuro, que se convierten en vesículas, que parecen pequeñas gotas de de agua. Cuando hay muchas ampollas que y no producen síntomas la causa más probable es el eczema; si las ampollas son anchas, la causa puede ser pénfigo o penfigoide, sobre todo si aparecen sin producir dolor y sin picor

Los peligros de una ampolla

Las típicas vesículas por fricción no suelen ser peligrosas. Una vez que la piel de la ampolla se ha roto, las bacterias pueden penetrar y desarrollarse en ella formando  pústulas. Esto retrasa la curación y abre la posibilidad de que se extienda la infección.

También existe el riesgo de un déficit de líquidos del organismo en los casos en los que grandes áreas de la superficie corporal se hayan afectado.

Curar Ampollas

Para tratar, por ejemplo, una ampolla por fricción en el tobillo, enfríe y limpie la zona. Si la ampolla es pequeña, cúbrala entonces con un apósito.
Si la ampolla está expuesta a más fricción posteriormente, libere algo de líquido utilizando una aguja estéril. Cubra la ampolla con un apósito y almohadille la zona de roce con algodón. Mismo procedimiento para curar ampolla por una quemadura.

En el caso de ampollas provocadas por inflamación u otros problemas de la piel, hace necesaria la consulta médica. Las infecciones virales no tienen un tratamiento definitivo. Las infecciones bacterianas requieren antibióticos

Pronóstico del tratamiento de una ampolla

Si la fricción desaparece, las ampollas ocasionadas curarán en torno a 4 días. La piel formará una nueva epidermis. En otros tipos de ampollas la cura se realiza cuando la causa ha sido tratada. El pénfigo sigue un proceso crónico y se controla únicamente con la utilización de esteroides, y otros inmunosupresores bajo prescripción médica.

Cómo evitar las ampollas en los pies

Lleve calzado bien ajustado. Unondemasiado rígido o apretado crea presión en los pies y produce roces y un zapato demasiado holgado produce fricción dentro del zapato.
Use calzado confortable y preparar para realizar grandes caminatas
Lleve medias de lana en caso de utilizar botas de marcha rígidas.
Elija calcetines blandos, sin pliegues y zurcidos
Lave y eche polvos de talco en los pies con regularidad

Lo que no se debe hacer:

Llevar zapatos nuevos y estrechos en una larga marcha. Acostumbrese a ellos gradualmente
Escoger zapatos de marcha con pliegues internos o fuertes soportes en el talón que provocan roces
Andar con sandalias con tiras finas y tirantes, o con sistemas de sujeción que consisten en una tira que entra entre los dedos del pie
Llevar calcetines viejos y ásperos

Cómo evitar las ampollas
en las manos

Use guantes blandos, pero gruesos
Si aparecen las ampollas agarre de otra forma y ponga un apósito en la mano
Endurezca las manos con aplicaciones realizadas 3 veces al día de alcohol metilico, durante las tres semanas anteriores a trabajo

Lo que no se debe hacer para no tener ampollas en la manos

Trabajar con materiales rugosos y abrasivos, como los ladrillos, sin usar guantes
Permitir el contacto de la piel y sustanccias con poder cáustico, como la argamasa
Empuñar flojo los instrumentos. permitiendo mayor movimiento y fricción.

Preguntas Frecuentes sobre las ampollas

Tengo una gran ampolla en mi tobillo. ¿Debería pinchármela?
Debido al riesgo de infección del tejido dérmico subyacentema la ampolla, es en general mejor dejarla sin pinchar mientras sea posible. Algunas ampollas (en caso de las menores de 1,5 cm de diámetro) se harán menos molestas si se perforan con un alfiler o aguja estériles para drenar el líquido interior. Sin embargo, a menos que estas ampollas produzcan molestias es mejor simple-mente dejarlas protegidas con un pequeño apósito.

Mi hijo va a empezar a trabajar en una obra como albañil. ¿Cómo podría evitar él que se le llenasen las manos de ampollas?

La piel puede endurecerse si durante las dos semanas que preceden al trabajo empieza a dar tres aplicaciones diarias con formol diluido o alcohol metílico.
Ya en el trabajo, la única protección consiste en llevar unos guantes bien ajustados. Durante el manejo de las herramientas, el secreto es coger firmemente los instrumentos. Si no hace esto, se produce un deslizamiento constante entre la piel de a mano y el mango, con lo cual aumenta el roce y el calor y se produce con más facilidad una ampolla

A mi padre, que tiene 60 años, le salen grandes ampollas en los brazos y en cualquier zona en la que se roza. ¿Por qué ocurre esto?

Probablemente esas ampollas deben a una afección especial de la piel denominada penfigode. No es un problema muy serio pero se requiere un tratamiento con medicamentos para prevenir su extensión. Este síntoma en una persona más joven podría ser el comienzo de una enfermedad muy grave llamada pénigo, que requiere a su vez atención médica inmediata

A %d blogueros les gusta esto: