Saltar al contenido
La Salud. Info

Alcoholismo

La mayoría de la gente bebe cantidades moderadas de alcohol sin peligro, pero hay algunas personas que llegan a ser dependientes del alcohol que son incapaces de realizar la ingesta de manera normal. Por eso es de vital importancia reconocer los signos de peligro para saber en qué momento dejar de beber.

Cuando la gente habla de alcohol se refiere a bebidas que contienen diversas cantidades de alcohol puro. Las bebidas alcohólicas tienen un valor alimenticio limitado en forma de azúcar (p. ej., vinos dulces) y carbohidratos (en cervezas y otras bebidas hechas de grano), pero el alcohol es una droga, una sustancia que afecta a la mente y al cuerpo.

Tomado con moderación, el alcohol puede estimular el apetito y producir una sensación de bienestar. Esto se debe a que el alcohol aumenta el riego sanguíneo en la piel, con lo cual se produce en el sujeto una agradable sensación de calor. Cuando llega al cerebro, reduce la ansiedad y aumenta la confianza en sí mismo.

Dependencia en Alcoholicos

El bebedor de grandes cantidades es un asunto diferente. Se producen sutiles cambios en la personalidad del individuo, lo cual lleva a la necesidad de mantener un ritmo de bebida. Cuando esta sensación comienza a ser tan persistente que cada vez que una bebida se retrasa se siente una necesidad urgente de tomar otra, se ha alcanzado un estado denominado «dependencia».

Al principio, la dependencia tiende a ser psicológica, más que física. Al fin y al cabo, son la ansiedad y el stress los que hacen que se comience a beber, y luego se tiende a confiar en el alcohol como apoyo imprescindible.

Si la cantidad de alcohol ingerida sigue aumentando la dependencia psicológica puede volverse física. Cuando la dependencia física aparece, la abstinencia puede ser cada vez más dificil y desagradable. Por ejemplo, la privación en un determinado período de tiempo provocará temblores, sudoración y gran ansiedad. Tomar entonces un poco de alcohol aliviará estas sensaciones.

Alcohol y cambios de personalidad

El alcohol tiende a afectar a diferentes personas de modo distinto. Una misma cantidad puede convertirle a alguien en el «alma y vida» de una reunión, a otro puede convertirle en una persona violenta y agresiva, y a un tercero puede enviarle a la cama a dormir un plácido sueño.

Aunque reduce tensión y ciertas inhibiciones, el alcohol no es un estimulante, sino depresor. Tan pronto como penetra en el torrente circulatorio, comienza a alterar las capacidades de juicio, autocontrol y habilidades. Los trabajadores con niveles de alcohol en sangre entre 30 mg (equivalen-te a una cantidad de 1/2 de litro de cerveza) y 100 mg sufren más accidentes que en aquellos que tienen menos de 30 mg

Durante la conducción, la posibilidad de sufrir un accidente aumenta cuando los niveles de alcohol en sangre alcanzan los 30 mg: con 80 mg la probabilidad es 4 veces mayor, y con 150 mg (equivalente a unas 5 jarras de cerveza) la probabilidad es 25 veces mayor; pues disminuye la coordinación entre las manos y los ojos. y la capacidad para valorar las distancias.

Los problemas que conlleva el alcoholismo

Una vez que alguien que ingiere gran cantidad de alcohol es incapaz de dejar la bebida sin ayuda, podemos decir que se tra- ta de una persona alcohólica. Y es en esta situación en la cual los problemas sociales, médicos y económicos pueden empeorar,trayendo consigo desesperación y confusión a la vida del alcohólico y de quien le rodee

El alcohol destroza parejas, enfrenta a los hijos con sus padres y viceversa, y le cuesta a las persona su reputación. En último término, por su-puesto, también puede matar.

Cuando la gente imagina a un alcohólico, la mayoría piensa en bebedores sistemáticos o en borrachos tambaleantes, también hay chicos demasiado mareados para escuchar las clases en el colegio después de la comida, hombres de negocios incapaces de trabajar por las tardes y amas decasa con dificultades para preparar la cena al final del día.

El alcoholismo puede golpear independientemente de la edad, clase social creencia, raza o sexo; el alcohólico congenia sólo con sus compañeros de bebida.Descuida a su familia, rompe sus promesas. miente y roba, y vive sólo para beber

Motivos para beber del Alcohólico

La ingesta del alcohol es una costumbre aceptada y aprobada socialmente. Como tal, es lógico pensar que algunas personas están más expuestas al riesgo de convertirse en alcohólicos, simplemente debido a las presiones y condicionamientos sociales

Existen estudios en los que se muestra que algunos pueblos tienen una mayor incidencia de alcoholismo (p. ej., irlandés) en contraste con otros en los que la incidencia es muy baja (p. ej., judío). Parece que algunasprofesiones impulsan al alcoholismo

Hombres de negocios que realizan largos viajes, camareros, directivos de empresa,etcétera.

El ama de casa es, cada vez con mayor frecuencia, una víctima más de esta forma de adicción. La frecuente soledad y la presencia de niños pequeños aún muy dependientes de la madre, hacen que la bebida pueda llegar a ser una buena vía de escape de una existencia aparentemente monótona y aburrida

Está demostrado estadísticamente que los hijos de padres alcohólicos tienen una mayor posibilidad de desarrollar este problema. Los adolescentes tienden a dejarse influir por la conducta de sus amigos.

Hoy en día, se han asentado tantas costumbres sociales en torno al alcohol, que es difícil rechazarlo. Usted puede con gran facilidad verse introducido en un grupo de personas que bebe y va al mismo lugar regularmente por este motivo, llegando a acostumbrarse a ciertos gustos, imágenesy sonidos.

Además, a veces parece que un hombre no es un hombre si no es capaz de beber alcohol. Incluso una negativa a beber puede ser interpretada como un gesto antisocial. Estos factores pueden combinarse y hacer que sea difícil mantener una postura responsable frente al alcohol

Signos de peligro y consecuencias del Alcoholismo

El organismo desarrolla una tolerancia progresiva al alcohol y el peligro está en que pronto se requiere más cantidad de be- bida para reproducir los efectos iniciales de relajación y bienestar. Cuanto más alcohol es necesario ingerir, más difícil es alcanzar estos efectos. Si una persona bebe para aliviar el peso de las preocupaciones, esto da lugar a una serie de reacciones:

más preocupaciones suponen una mayor ingesta de alcohol y menos preocupacio nes llegan a ser una razón para iniciar una serie de rondas para celebrarlo.

Pueden pasar hasta 10 a 15 años para que alguien sea considerado alcohólico. No obstante los síntomas de peligro son:

  • una evidente obsesion en relación con el alcohol y una incapacidad para moderar o incluso restringir la cantidad de bebida a niveles razonables
  • un deterioro físico y moral
  • la existencia de problemas familiares, económicos, laborales.
  • El alcohólico típico necesitará beber un poco de a cohol por la mañana a primera hora, y más dosis a lo largo del día.

Cómo no excederse o como ayudar a un alcoholico

En el caso de quien quiere beber, pero no en exceso, el alcohol debería consumirse tan lentamente como fuera posible, y debería tomarse siempre antes algo de comida para que el alcohol se absorba más lentamente en la sangre. También puede conseguirse un bajo nivel de consumo de alcohol alternando bebidas sin alcohol y con alcohol. Es recomendable no beber solo, pues es más fácil ingerir más cantidad para combatir la soledad

Si usted no quiere beber en un momento dado, no le dé reparo decir que no, y si sabe cuánto puede beber hasta llegar a un tope, ponga un límite al número de copas que aceptará y cínase a él
La combinación de bebida y conducción o manejo de cualquier tipo de maqui- naria está reconocida como peligrosa y asíes reconocido por la ley. Quien haya tomado más de 3/4 de litro de cerveza antes de conducir puede ser objeto de denuncia;pero si esta cantidad se consume lentamen-te a lo largo del día, no se corre ningún riesgo al volante. Esto es debido a que el cuerpo elimina el alcohol, previniendo que aumenten los niveles en sangre

Aquellos que sepan que van a beber sin lugar a dudas, no deben viajar en coche, o bien deben ir con alguien que no fuese a beber para que pueda conducir durante la vuelta a casa. Otra posibilidad sería dejar el coche donde esté y volver en taxi o en otro transporte público. La regla es simple y clara: Nunca beber y conducir al mismo tiempo.

 

 

Preguntas frecuentes sobre el alcoholismo

He oído que las mujeres son más vulnerables al alcohol que los hombres. ¿Es cierto?

Entre las mujeres se está incrementando el consumo del alcohol y del tabaco; esto hace que
los problemas derivados del alcoholismo se vean cada vez más entre las mujeres. No existe evidencia alguna
de que estos problemas o lesiones cerebrales y hepáticas sean más
precoces o más graves en la mujer que en el hombre. El alcohol supone un riesgo importante durante el embarazo. Los hijos de alcohólicas pueden tener alteraciones en su desarrollo, microcefalia y presentar un sindrome de abstinencia fetal al nacer

Mi cuñado bebe mucho alcohol, y desde hace un año he notado un cambio en su persona-lidad. Antes era muy abierto, y
ahora es introvertido. ¿Podría esto deberse a la bebida?

Seguramente sí, los grandes bebedores se vuelven malhumorados, violentos, celosos, o incluso piensan que son perseguidos
Pueden tener dificultades para recor dar las cosas, pueden llegar a oír vo ces imaginarias, ver visiones y ser incapaces de enfrentarse con la vida
Esto termina en un delirium tremens cuyos síntomas son temblor, sudoración, y sentimientos de pánico. Si su cuñado tiene alguno de estos signos, anímele a buscar ayuda.

¿Dónde puedo encontrar ayuda en un caso de alcoholismo?

Su médico de familia puede orientarle en relación con los problemas fisicos, psíquicos, familiares y sociales. Puede ponerle encontacto con otros profesionales como el psiquiatra o el asistente social. También existen grupos como Alcohólicos Anónimos que proporcio-nan una ayuda a largo plazo a los que desean abandonar el hábito.

¿Cual es el mejor tratamiento para la resaca?
El único tratamiento real de la resaca es el reposo y beber agua para la deshidratación que produce el alcohol. Para el
dolor de cabeza puede utilizarse paracetamol o aspirina El remedio de tomar otro trago» no es recomendable, puede conducir a un estado
confusional y de aturdimiento para el resto del dia. Es evidente que cada cual tiene su propio remedio, zumo de naranja, leche con un huevo disuelto, etc

Tras una abundante ingesta de alcohol beba tanta agua como le sea posible antes de ir a acostarse. La deshidratación es la principal causa de la resaca y el agua puede ayudar a disminuir el efecto del alcohol. Pero la regla a seguir es la de que más vale prevenir
que curar

¿Son algunas personas más vulnerables que otras al alcohol? Cuando bebo un solo vaso de vino, tengo la sensación de estar mareado

Se ha creido durante mucho tiempo que aquel que tiene problemas en relación con el alcohol era diferente física y psicológicamente a los demás, pero ahora se piensa que esto no es cierto. Cualquiera puede llegar a hacerse alco-hólico, y si usted descubre que no responde demasiado bien a la toma
de alcohol, trate de evitarlo. Si cada cual fuese capaz de reconocer sus límites y cenirse firmemente a ellos el problema del alcoholismo con todos sus peligros podría reducirse.

Mi hermana dice que su marido tiene problemas en relación con la bebida, pero niega que él sea un alcohólico. ¿Es esto posible?

No. Se trata de una misma cosa. Cualquiera que haya bebido durante un tiempo y se haya hecho dependiente del alcohol, o quien se dañe a sí mismo o a otros debido al alcohol, es un alcohólico, aunque él o su familia no quieran aceptar la realidad del problema. Sin embargo tarde o temprano cuanto antes mejor se reconocerá la situación.

 

A %d blogueros les gusta esto: