Saltar al contenido
La Salud. Info

Afasia

La afasia es la pérdida de la capacidad para entender las palabras y comunicarse a través del lenguaje. Puede ser consecuencia de enfermedades o traumatismos, pero con un tratamiento se puede facilitar la recuperación del enfermo.

Hay dos importantes procesos por los cuales se controla el lenguaje. Cuando se recibe el lenguaje hablado en el cerebro a través de los oídos, se entiende gracias a que se utiliza la memoria para decodificar los sonidos. Las ideas se codifican en palabras utilizando la memoria y los músculos de la laringe, labios, lengua y las mandíbulas son estimulados por el cerebro para articular las palabras y expresar el mensaje. Estos procesos se realizan en distintas áreas del cerebro enlazadas por nerVios.

La recepción y decodificación del mensaje recibido (oral o escrito) se produce en la parte superior del hemisferio derecho del cerebro. Cuando la anomalía está aquí existe una afasia sensorial. La codificación de las palabras para elaborar la respuesta se localiza en el hemisferio izquierdo y la alteración de esta zona provoca la afasia motora.

Causas de la afasia en los adultos

Muchas enfermedades pueden desencadenar una afasia en los adultos, pero la más frecuente de todas es una alteración en el aporte sanguíneo hacia los centros del lenguaje del cerebro. Se incluyen las trombosis, hemorragias y embolismos arteriales cerebrales. También puede darse la pérdida de fuerza o parálisis (según la gravedad) del brazo y pierna derechos (hemiplejía).

Los accidentes de un traumatismo craneal también pueden causar una afasia motora, sensorial o ambas.

Causas menos frecuentes de afasia pueden ser los tumores cerebrales, distintas la enfermedades degenerativas del sistema nervioso o secuelas de enfermedades infecciosas

Tipos de afasia en los adultos

En los casos más graves. el individuo queda sólo con la capacidad de decir sí o no e incluso utiliza mal estas dos palabras.

Cuando se produce afasia motora, la persona es capaz de ejecutar órdenes porque entiende lo que se le dice, pero no puede contestar a lo que se le pregunta porque no puede articular las palabras. Se produce una situación frustrante para la persona que lo sufre, pues no puede expresar adecuadamente sus necesidades. La escritura se ve afectada en estos casos.

En los casos más leves, la persona enferma conserva cierta capacidad de expresión, aunque su vocabulario se ve reducido con respecto al que tenía antes de padecer la enfermedad. Es posible que el enfermo tienda a repetir palabras o frases estereotipadas, forma de la afasia que se conoce como palilalia.

El enfermo articula con dificultad, y sus frases son más entre cortadas de lo habitual.

En la forma menos severa de afasia, conocida como afasia nominal, el individuo es capaz de reconocer los objetos, sabe para qué se usan y puede explicarlo, pero es incapaz de llamarlos por su nombre. Por ejemplo, el enfermo reconoce qué es una pluma y para qué sirve, pero es incapaz de pronunicar la palabra «pluma». Hay una peculiaridad curiosa en las afasias motoras. Aunque el vocabulario esté muy reducido, los enfermos son capaces de decir los tacos que han utilizado durante toda su
vida. No existe explicación médica de este hecho.

Aunque la capacidad para entender y captar el contenido de una conversación está gravemente afectada en la persona que tiene una afasia sensorial, ésta puede hablar fluidamente. Sin embargo, lo que habla no tiene sentido alguno en el contexto de la conversación que se está desarrollando y con frecuencia se repiten palabras y frases de forma constante. El enfermo no se da cuenta de ello, porque no entiende lo que habla al padecer la afasia sensorial. Esta forma de afasia sensorial constituye una verdadera jerga. Cuando el paciente repite constantemente los mismos vocablos sin sentido, se habla de ecolalia.

La afasia en los niños

La adquisición del lenguaje es una tarea sumamente complicada para los niños. Se requiere que los dos centros del lenguaje funcionen. Las vías nerviosas que los conectan y la articulación mandibular y músculos de laringe-lengua y labios han de estar bien desarrollados y coordinados.

La afasia en un niño, es un problema de aprendizaje debido a uno o varios defectos, que pueden ocurrir juntos o no. Entre ellos se cuentan defectos cerebrales que pueden haber ocurrido en el nacimiento, parálisis espástica, sordera, inteligencia subnormal y el autismo. (Situación en la que el niño se conecta del mundo que le rodea y es incapaz de comunicarse en su entorno.)

Los niños añaden otras manifestaciones a las habituales de la afasia en los adultos:

Presentan dificultad para asociar la palabra escrita con la hablada, tienden a leer
de derecha a izquierda, tienen problemas para deletrear las palabras, pueden alterar el orden de las sílabas dentro de las palabras, etc. Se pueden presentar problemas asociados, como dislexia, dificultades para escribir (disgrafías) o incapacidad para construir adecuadamente las palabras

Las madres son las que normalmente detectan antes las dificultades del niño para desarrollar el lenguaje. Este hechodebe poner en conocimiento del médico de familia, que aconsejará la consulta con un neurólogo o un psicólogo infantil, que aconsejará a los padres las posibilidades de mejoría y los tratamientos oportunos.

Tratamiento

El tratamiento de las afasias corresponde a los foniatras y logopedas, que trabajan de forma coordinada con los médicos, enfermeros y fisioterapeutas que se ocupan de la recuperación de un paciente que ha sufrido un accidente vascular cerebral o un traumatismo cerebral

Para restablecer la comunicación con el enfermo que padece una afasia motora, los terapeutas utilizan figuras en las que se re presentan objetos de uso cotidiano, que el enfermo selecciona siguiendo las instrucciones que se le van dando. También se utilizan láminas con las letras del alfabetoque el paciente utiliza para ir construyendo palabras y, con éstas, el mensaje que quiere expresar

Los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular son estimulados para que utilicen la mano sana para escribir. También se utilizan los crucigramas y las cintas magnetofónicas como instrumen tos de trabajo

Con frecuencia, y por mecanismos poco conocidos, el paciente que sufre una afasia motora puede cantar, a pesar de que no pueda hablar, lo que se puede utilizar para comunicarse. La colaboración de la familia y amigos de estos enfermos es muy importante para facilitar su recuperación por medio de la estimulación continua

Más difícil es el tratamiento de la afasia sensorial. La dificultad principal estriba en que el paciente no entiende lo que se le dice. Se le ayuda con la repetición constante de actividades muy simples

 

Preguntas frecuentes sobre la Afasia

¿La afasla puede ser la causa de la tartamudez?
La tartamudez es una falta de fluidez para hablar que no es debida a daño cerebral congénito o adquirido de los centros de lenguaje. Lo pueden presentar tanto el niño inteligente como el que no lo es y no es una forma de afasia. Se mejora con terapia del lenguaje

He oído que las personas jóvenes con lesiones cerebrales unilaterales padecen una afasia temporal, mientras que la afasia que aparece en los adultos es permanente, ¿es eso cierto?

Tanto en los niños como en los adultos, la afasia puede ser temporal o permanente, dependiendo del tipo de lesión cerebral que se haya producido. La evolución del daño cerebral no depende exclusivamente de la edad del paciente

¿Es cierto que las personas que hablan idiomas pierden esta capacidad si tienen afasia?

Sí, es característico de las afasias. Cuando el lenguaje se ve afectado, parece que desaparece antes la capacidad de hablar en idiomas aprendidos que la lengua materna. Cuando sólo se pueden articular palabras, éstas son pronun-ciadas en el idioma aprendido desde el nacimiento. Si se recupera la
afasia, se recuperan los idiomas aprendidos

Mi madre ha tenido un accidente cerebrovascular. Desde entonces habla muy despacio¿Es esto una clase de afasia? ¿Mejorará con el paso del tiempo?

Probablemente sea una forma de afasia. Ocurre en la mayo ría de las personas que tienen un accidente cerebrovascular agudo. Les resulta difícil entender y expresarse correctamente. Estos enfermos se encuentran frustrados, más que las personas que les tratan cotidiana mente. Hace falta mucho cariño y paciencia para entenderles. Si al cabo de 2 años de producirse la afasia, ésta no mejora, es improbableque la situación pueda modificarse.

A %d blogueros les gusta esto: