Saltar al contenido
La Salud. Info

Antitranspirantes

La transpiración o el sudor pueden ser algo molesto, pero la amplia gama de antitranspirantes existentes hoy en el mercado puede solucionar este problema.

La transpiración es una función natural del organismo que se produce en todas las personas. No se desea que llegue a ser tan llamativa como para provocar olores desagradables o manchas en los vestidos durante las épocas de calor, o tras haber realizado ejercicio físico intenso. Por este motivo, la mayoría de la gente utiliza los antitranspirantes, que evitan estos problemas producidos en las axilas o en los pies En qué consiste la transpiración La transpiración es nuestro principal sistema de refrigeración.

Cuando el organismo alcanza determinadas temperaturas, envía a través del sistema nervioso una serie de señales a las glándulas sudoríparas situadas por toda la superficie corporal. Estas glándulas comienzan entonces a segregar el sudor, que es un líquido acuoso ligeramente salino. El sudor sale a la superficie de la piel a través de unos poros existentes en aquélla. El sudor absorbe calor al evaporarse produciendo un efecto refrescante en este proceso. El frescor de la superficie hace que los vasos sanguíneos cercanos disminuyan su temperatura, y la sangre que ha pasado por ellos circule luego por el resto del cuerpo a una menor temperatura de la que llevaba antes de llegar la piel.

Cómo actúa un antitranspirante

Una glándula sudorípara se parece a un tubito fino que por un extremo aboca a la su perficie de la piel y por el otro forma un pequeño ovillo en el interior de la misma.

Cuando los antitranspirantes húmedos son aplicados en la zona, los ingredientes activos que contienen sales de aluminio principalmente obtruyen la salida de la glándula bloqueando el paso del sudor y evitando así los efectos indeseables del mismo.

Nadie sabe exactamente cómo funcionan las sales de aluminio, pero lo cierto es que son muy efectivas. Al bloquearse la sallida de sudor, el líquido que en un principio estaba destinado a salir por la glándula se reabsorbe y pasa al torrente sanguíneo, sin riesgo ninguno aparente.

Las formas secas de antitranspirante empapan el sudor y el olor queda de esta forma camuflado.

Problemas que pueden surgir

Ciertas personas les ocurre que algunos antitranspirantes o desodorantes les producen alergias en la piel, de tipo irritativo o de tipo alérgico. Si ocurriese esto, lo mejor es simplemente cambiar de marca de desodorante.

Generalmente son las sustancias adicionales al propio antitranspirante las que provocan este tipo de reacciones, como pueden ser los perfumes que se añaden

Los ingredientes activos del antitranspirante no suelen provocar estos problemas.

Si así fuese, se producen reacciones dérmicas llamativas y el cambio de marca no mejora la situación.

Los antitranspirantes no se deben aplicar sobre una piel con lesiones en su superficie, pues la posibilidades de desarrollar dermatitis es mayor Pueden surgir problemas si se produce un lapso de tiempo entre lavado y lavado de modo que se realizan varias aplicaciones seguidas sin dar lugar a que las glándulas se desbloqueen. La poca higiene y el bloqueo prolongado de las glándulas sudoríparas puede conducir a la aparición de infecciones locales, por lo que será necesaria una consulta con el médico.

Preguntas Frecuentes sobre antitranspirantes

Cuando voy a una droguería para comprar un desodorante nunca sé cuál escoger. ¿Hay diferencia entre unos y otros?

En términos generales todas las marcas existentes  tienen un efecto parecido simbargo, el formato en barra es ligeramente mejor, debido a que se extiende el antitranspirante por la zona de un modo más uniforme.

Las formas en aerosol no son capaces de alcanzar este objetivo en muchas ocasiones cuando se realiza la aplicacion.

Siempre que utilizo un antitranspirante observo que deja manchas en mis ropas. ¿A qué se debe esto?

Esta pregunta da lugar a discutir varios puntos al mismo tiempo. Lo primero es que el propio sudor puede dejar manchas muy evidentes en los vestidos. Aunque el antitranspirante sea muy bueno siempre se produce algo de sudor, que llega al vestido y deja ahí su marca.

Por otro lado, hay muchas prendas, como vaqueros o algunas camisetas, que se llevan muy ajusta dos en la actualidad, y provocan una sudoración excesiva

Yo soy una persona que suda mucho, y me preocupa pensar que la utilización del antitranspirante puede ser algo antinatural. ¿No sería mejor permitir que la piel transpire libremente?

En situaciones en las que haga mucho calor puede ser peligroso suprimir la sudoración, pues ésta cumple una función de refrigeración del organismo. Sin embargo cuando se utiliza un antitranspirante generalmente sólo se aplica en las axilas, o en alguna otra parte muy circunscrita del cuerpo. En la totalidad de la superficie corporal hay glándulas sudoríparas suficientes para suplir la función suprimida en pequeñas regiones mediante el desodorante.

A %d blogueros les gusta esto: