Saltar al contenido
La Salud. Info

Almidon

Habitualmente, se tiene la idea de que el almidón es un componente de la dieta que engorda mucho. Sin embargo, no engorda más que otros compuestos de la alimentación normal.

El azúcar y el almidón cumplen una función muy importante para el organismo, ya que constituyen las principales fuentes que proporcionan la energía necesaria en el movimiento, la respiración y todas las reacciones metabólicas internas. Sin embargo, si se consume mayor cantidad de estos hidratos de carbono, de la que se gasta
de forma natural, este exceso se convierte en grasa que se deposita en el cuerpo

El almidón, función en la dieta

En la dieta normal ingerimos grandes cantidades de almidón ya que hay muchos alimentos que lo contienen y además son más baratos que los que contienen proteínas
El almidón supone un magnífico aporte de la glucosa que el organismo necesita como fuente de energía para los procesos metabólicos normales.Muchos regímenes de adelgazamiento suprimen las comidas ricas en almidón. Las tendencias actuales lo mantienen en la dieta y excluyen las grasas.

FUENTES ALMIDON DE MAIZ

Fuentes de almidón

Las plantas elaboran hidratos de carbono por el proceso de la fotosíntesis, convirtiendo al anhídrido carbónico de la atmósfera y el agua del suelo en azúcares simples, utilizando la energía de la luz solar en presencia de un pigmento verde: la clorofila. El exceso de azúcar se transforma en almidón, que es insoluble y se almacena, listo para convertirse de nuevo en azúcar cuando la planta lo necesite. Algunos vegetales, como las patatas, que tienen gran capacidad de almacenamiento, contienen por tanto una elevada cantidad de almidón

La digestión del almidón y del Almidon de Maiz

La comida es masticada por los dientes y se mezcla con la saliva producida por las glándulas salivares. La saliva contiene una enzima llamada ptialina o amilasa, que es capaz de romper el almidón y transformarlo en azúcares más sencillos. Hay, sin embargo, poco tiempo para que este proceso actúe, ya que el bolo alimentario se traga rápidamente y pasa al estómago, donde no hay digestión de hidratos de carbono

Cuando el contenido del estómago pasa al duodeno y al resto del intestino delgado, las enzimas pancreáticas continúan el proceso de la digestión, transformando los hidratos de carbono en azúcares simples como la glucosa. El producto final de la digestión es absorbido, entra en la vena por ta hepática y se transporta al higado, antes de penetrar en la corriente sanguínea.

El hígado y el glucógeno: Función del Almidon

De la misma forma que las plantas almacenan almidón que utilizan cuando los suministros de azúcar son escasos, también el organismo almacena una clase de almidón llamado glucógeno o almidón animal.

La glucosa absorbida en el intestino delgado se convierte en glucógeno en el hígado que generalmente almacena unos 100 gramos. Los músculos también contienen cantidades sustanciales. Como la glucosa utiliza por el organismo para proporcionar energía, un nivel equivalente de glucógeno almacenado es convertido por distinta enzimas en glucosa

Los depósitos de glucógeno y su con versión a azúcar se controlan por hormonas, siendo la más importante la insulina.
Al ingerir alimentos ricos en almidón y azúcar, el nivel de glucosa en la sangre puede duplicarse en minutos. Este rápido aumento, estimula al páncreas a liberar insulina, a través de la cual se retira de la sangre el exceso de azúcar y se almacen en el hígado y los músculos en forma de glucógeno. Sin embargo, éstos tienen una
capacidad limitada de almacenamiento y el resto se convierte en grasa, que se deposita ta en acúmulos grasos en el cuerpo o metaboliza por el organismo
Otras hormonas también están relaciondas con el almacenamiento y metabolismo del glucógeno. La adrenalina y las hormonas tiroideas aceleran la conversión glucógeno en glucosa, y actúan cuando el organismo está en plena actividad o parado para estarlo. Una hormona llamada glucagon inhibe el depósito de glucógeno y procede a estimular su conversión de glucosa

Durante la digestión, el almidón es convertido en glucosa por la enzima amilasa. La glucosa es transportada por la sangre al higado. Si el nivel de glucosa es alto, la insulina, una hormona liberada por el páncreas, transforma la glucosa libre en glucógeno que se almacena en el higado

Cuando las cifras de glucosa bajan, el páncreas segrega otra hormona, el glucagon, que actúa convirtiendo el glucógeno almacenado en glucosa, que se utiliza como un combustible para proporcionar la energia necesaria al organismo.

 

Preguntas sobre el Almidon

 

¿Engorda más el almidón que otras comidas?
No hay nada especial en el almidón que haga engordar más que otros alimentos. Lo que sucede es que ingerimos más almidón y otros azúcares que cualquier otro tipo de comidas. Cuando lo reducimos en la dieta, adelgazamos, y esto puede inducir a error, ya que lo que ocurre entonces es que estamos limitando la ingesta total de comida
en definitiva, de calorías. Las comidas grasas son las primeras que hay que suprimir

¿Es posible vivir sin ingerir cantidad alguna de almidón en la dieta diaria?
Es posible, pero no es deseable porque el almidón es una valiosa fuente de energía. Las comidas ricas en almidón son ricas en fibra, y ésta es muy importante en la alimentación. El pan integral contiene almidón y mucha fibra, al igual que el almidon de Maiz que lo encontramos en todos los derivados del Maiz.

Si se come mucho almidón ¿por qué se engorda si el cuerpo no lo almacena?
El organismo sí almacena almidón, aunque no en mucha cantidad, en forma de glucógeno, en el hígado y los músculos, que utiliza cuando las concentraciones de azúcar en la sangre son bajas. Es el exceso de glucosa lo que puede convertirse en grasa y acumularse comotejido graso. Es mejor considerar a las comidas ricas en almidón como reservas de azúcar

Cuando era joven, la gente utilizaba emplasto de pan y almidón que se colocaba en la piel ¿Para qué?
Los emplastos o fomentos eran compresas calientes que se aplicaban en la piel para aliviar el dolor y la inflamación. Se empleaba pan y almidón para mitigar el dolor y hacer desaparecer las escamas cutáneas. Hoy en día constituyen una mera anécdota.

A %d blogueros les gusta esto: